Dispositivos Sostenibles en Educación Digital

Información

Dispositivos Sostenibles en Educación Digital

Puede que la asociación entre educación digital y sostenibilidad no nos venga a la cabeza de manera automática en un primer momento. Sin embargo, como todo servicio contemporáneo, este sector no se ha olvidado de lo fundamental: valorar y tener en cuenta al medio ambiente, tanto para generar las mínimas emisiones, como para producir la menor cantidad posible de desechos.

Además, si tenemos en cuenta la producción tecnológica que las aulas digitales exigen, tanto en dispositivos para los alumnos como en la infraestructura para los centros, se vuelve imprescindible conocer qué medidas se toman para que este proceso de digitalización sea lo más sostenible posible. A continuación, te las contamos desde la actividad de Cloud Canary Services y su línea de digitalización educativa Cloud Educación en su apuesta por una marca totalmente comprometida con la conservación del medio ambiente: Acer.


Una visión global en torno a la sostenibilidad de la educación digital


Cuando hablamos de sostenibilidad, está claro que el principal pensamiento que nos ocupa es la actual necesidad y objetivo global por mantener nuestro planeta en las mejores condiciones, aquellas que permitan a las generaciones venideras habitarlo con calidad de vida.

Sin embargo, un proyecto de educación digital también debe ser consciente de otras áreas de sostenibilidad, como la sostenibilidad económica de las propias familias que, ante estos procesos de digitalización de los centros, deben poder costear la educación de sus hijos con flexibilidad y facilidades.

Con estos 2 horizontes en mente, te acercamos a las medidas y el compromiso que, junto a los dispositivos Acer, marcan el objetivo de sostenibilidad tanto ambiental como financiera que define el proyecto de Cloud Educación.


Sostenibilidad digital: Cuidando el medio ambiente con Acer


En la línea de los objetivos de desarrollo sostenible de Naciones Unidas, Acer se ha comprometido con aquellas áreas en las que las empresas tecnológicas pueden promover un uso más responsable y con menor impacto de la producción de dispositivos. De esta forma, están implementando estrategias para reducir dicha huella sobre el planeta. Y podemos dar cuenta de varios ejemplos concretos desde los que lo están consiguiendo.


Reciclaje y sostenibilidad: Pilares de Acer Educación

El reciclaje y reutilización de materiales es una de las fuentes principales que permite a las empresas tecnológicas tanto minimizar emisiones como la dependencia de materias primas. En este sentido, Acer no deja de investigar para conseguir que sus dispositivos requieran el menor gasto de energía posible.

Además, frente a las políticas de otras tecnológicas, están fomentando el aumento del tiempo de vida de sus productos, así como dando opciones a quienes usan sus dispositivos de:

  • Tener la oportunidad de reparar el dispositivo, en vez de renovarlo.
  • Incentivar el reciclaje tecnológico, creando puntos de recogida para baterías de litio, lo cual consigue un doble objetivo: reciclar este material y evitar su contaminante efecto en el entorno.
  • Implementación de procesos de fabricación eco-friendly, basados en materiales reciclados. Lo cual llega hasta el papel reciclado y el packaging reducido, que permite transportar una mayor cantidad de objetos en un viaje, reduciendo a su vez el uso de combustibles asociado al transporte.
  • Restringir el uso de químicos potencialmente dañinos para el medio ambiente en sus procesos de fabricación.

Todas estas medidas buscan la promoción de la cada vez más demandada economía circular. Medidas que permiten a esta empresa aportar su granito de arena a la sostenibilidad global. Así como permitir a sus usuarios (incluidos los alumnos, profesores y centros asociados a programas de educación digital con Cloud Educación) saber que forman parte de estas políticas aplicadas a los dispositivos educativos que utilizan.


El compromiso con el entorno de la educación digital con dispositivos Acer

Como hemos comprobado hasta ahora, Acer es una empresa que cuenta con una visión global en todas sus áreas para tratar de promover la sostenibilidad medioambiental. Sin embargo, dentro de la búsqueda de los procesos de fabricación más eco-friendly posibles, se encuentran infinidad de pequeñas variaciones que permiten mejorar su impacto.

Entre ellas, encontramos la optimización del uso de la electricidad o el agua en cada fase de la fabricación de un ordenador Acer, ordenadores como los utilizados por los alumnos del proyecto de Cloud Educación.

Con este compromiso que alcanza cada detalle, la compañía busca reducir hasta en un 80% sus emisiones de carbono para 2050, para lo cual implementan un progresivo uso de energías como la eólica o solar. Porque no todas las energías producen el mismo impacto sobre el planeta, al igual que, cuando hablamos de sostenibilidad, no nos referimos obligatoriamente a la ambiental, sino que empresas como Acer o Cloud Educación son conscientes de que estas medidas deben ir acompañadas de estrategias que permitan la sostenibilidad económica y social de los usuarios y centros que apuestan por el modelo educativo que ofrecen.


Financiación de dispositivos: Sostenibilidad económica para las familias


Dentro de la implementación de todo el entramado necesario para digitalizar un centro educativo, Cloud Educación ha diseñado desde el primer momento medidas que faciliten la financiación de esta apuesta por una mejor enseñanza para las familias, fomentando la sostenibilidad económica.

Esto quiere decir que los dispositivos y plataforma educativa de la que dispondrán los alumnos se crea como parte de un proyecto a 3 años, dentro de los cuales se facilita al máximo el pago sin intereses durante los primeros 12 meses al completo.


Sostenibilidad Social: Entornos educativos digitales accesibles para todos

Las áreas que ya se han señalado dan cuenta de los 2 primeros sectores en los que la sostenibilidad se proyecta en la digitalización de la educación. Por último, mencionamos una medida económica que, sin embargo, se vuelca con la última de las áreas en las que se mide lo sostenible de un proyecto: la sostenibilidad social.

Para mostrar este compromiso, desde Cloud Educación se ayuda a las familias con menos recursos para adquirir el dispositivo con un menor coste para ellas a través de las becas escolares.

Estas 3 áreas de compromiso para la migración hacia una educación digital fomentan la confianza en compañías conscientes del impacto ambiental y financiero que cualquier nueva implementación tecnológica supone. Confianza en las medidas de prevención y contención que facilitan y reducen dicho impacto, así como los riesgos que pudieran provocar tanto en la economía de las familias como en el entorno. Este tipo de compromisos son los que realmente facilitan la elección de programas de digitalización educativa responsables y con un efecto real en una promoción integral de la sostenibilidad.