Cinturón de seguridad para mujeres embarazadas ¿Cómo usarlo?

Consejos

Cinturón de seguridad para mujeres embarazadas ¿Cómo usarlo?

El cinturón de seguridad reduce un 50% el riesgo de fallecer en caso de accidente de tráfico (DGT)

En caso de accidente, una embarazada puede sufrir lesiones que lleven a la muerte fetal. (DGT)

Diversos estudios han puesto en evidencia que el uso correcto del cinturón de seguridad reduce el riesgo de fallecimiento y de lesiones en la futura madre y en el feto.

Por esta razón, las mujeres embarazadas deben llevar el cinturón de seguridad cuando conducen un vehículo o viajan como acompañantes. 

No obstante, al ponerse el cinturón es importante seguir una serie de recomendaciones, especialmente durante el primer y último trimestre de gestación.

Precaución especial del uso del cinturón de seguridad en los primeros y últimos meses del embarazo

En el primer trimestre de embarazo la cantidad de líquido amniótico es escaso, esto se traduce en que el feto está menos protegido frente a golpes. Si una mujer embarazada sufre un golpe frontal es más fácil que se produzcan hemorragias en el útero por desprendimiento de placenta, este hecho ocasiona que el feto no le llegue suficiente oxígeno.

A partir del séptimo mes de gestación, el gran volumen del abdomen puede provocar molestias al abrocharse el cinturón, un caso de accidente o frenazo brusco podría adelantar el parto o, incluso, generar traumatismos en el bebé al chocar su cabeza con los huesos de la pelvis de su madre.

Es recomendable consultar a tu ginecólogo si se tienen dudas sobre el uso del cinturón de seguridad. Si por algún motivo te desaconseja su uso, evita los desplazamientos en coche.

Cómo usar correctamente el cinturón de seguridad durante el embarazo:

Para minimizar los riesgos de lesiones durante los desplazamientos en coche es importante ponerse el cinturón correctamente. La norma general establece que debe situarse entre los senos y lo más abajo posible sobre las caderas.


  • La banda horizontal debe situarse lo más abajo posible, asegurando que se sitúa sobre los huesos de la cadera y no sobre el vientre.
  • La banda diagonal debe ser ajustada sobre el hombro y el esternón, sin rozar el cuello y se debe evitar que se sitúe sobre los senos.
  • Las dos bandas deben estar bien ajustadas, sin holguras. Completamente desaconsejado el uso de pinzas, cojines o cualquier otro tipo de rellenos.

Ajustadores de Cinturón homologados

Existen dispositivos para adaptar el cinturón a las barrigas de las mujeres embarazadas, se tratan de unos sistemas de sujeción que se encargan de mantener en su sitio el cinturón de seguridad del coche, evitando de que el cinturón de seguridad se deslice durante la conducción y se sitúe sobre el vientre de la embarazada, algo que sin duda pondría en gran riesgo a la mamá y al bebé en caso de colisión.



Existen una gran variedad de ajustadores de cinturón, es importante que estén homologados y es aconsejable que tengan una buena valoración.

Últimos Consejos

Otro aspecto fundamental es la importancia de un buen ajuste del asiento, que debe regularse en altura y distancia lo suficiente como para que exista una buena separación con el volante o el salpicadero. Es completamente desaconsejable desconectar el airbag del asiento delantero, la conducción debe ser relajada y en trayectos cortos y siempre que se pueda, junto a un acompañante.

¿Puedo conducir si estoy embarazada?

Si tienes un embarazo normal sin complicaciones, puedes conducir hasta que te encuentres segura y cómoda. Si tienes dudas al respecto, siempre puedes formularle la duda a tu ginecólogo/a. Sigue los consejos que te hemos expuesto anteriormente para minimizar los riesgos de tu bebé mientras estás conduciendo.

¿Hasta cuando puedo conducir estando embarazada?

Ante esta pregunta no hay una respuesta general. Cada mujer es diferente y no existe ninguna ley al respecto. Puedes conducir mientras tu estado te lo permita y te encuentren cómoda y centrada en la conducción.