Dentista y embarazo, lo que debes saber

Información

Dentista y embarazo, lo que debes saber

Estar embarazada y preguntarse hasta qué punto acciones y citas cotidianas, como puede ser una visita al dentista, pueden influir o limitarse de alguna manera en este delicado estado es muy habitual.

A pesar del temor que ir al dentista pueda provocar durante estos meses, la salud bucodental no se debe dejar de lado en ningún momento de la vida. Por eso, es importante resolver y aclarar las dudas que aparecen en torno a lo compatible de ir al dentista durante el embarazo, y en este artículo te ofrecemos toda la información que estabas buscando para que puedas seguir cuidando de tu sonrisa con total tranquilidad durante los meses de gestación.


¿Puedo ir al dentista si estoy embarazada?


La respuesta a esta pregunta es claramente afirmativa. Es más, no sólo puedes ir al dentista estando embarazada, sino que no se debe dejar de velar por la salud dental como parte del control de salud general.

El cuerpo está conectado a todos los niveles, y un buen estado de salud en cada una de sus áreas, como es el cuidado de dientes y encías, forma parte del cuidado integral que en los meses de embarazo debe tenerse en cuenta aún con mayor atención.

Además, comunicando tu estado a tu dentista, se te informará con total detalle en caso de que haya que limitar algún tipo de prueba o intervención que sea más conveniente realizar pasado el parto.


¿Cuándo ir al dentista si estoy embarazada?


Como hemos expuesto, tener un buen estado de salud general durante el embarazo es clave. Pero estar embarazada implica algunos límites a la hora de la toma de medicación o exposición a ciertas pruebas que pueden limitar las posibilidades de una visita al dentista. Por ello, el mejor momento para ir al dentista, si estás pensando en quedarte embarazada, es antes del embarazo, tal y como nos recomiendan desde Naturadent, clínica dental en Málaga centro y uno de los equipos de odontología mejor valorado por sus pacientes. De esta forma tu dentista podrá identificar si es necesario realizar alguna intervención o tratamiento dental sin necesidad de limitación alguna.

Pero, si tienes que acudir al dentista en algún momento del embarazo, lo importante será tener en cuenta en qué periodo de gestación te encuentras. A continuación te contamos todas las consideraciones que se deben valorar.


Primer trimestre del embarazo

Ya que este es el periodo más delicado del embarazo, y se restringe tanto el uso de medicamentos como las radiografías, lo más recomendable es no acudir al dentista los 3 primeros meses de gestación. Sin embargo, en ningún caso se debe dejar pasar una urgencia dental, como un dolor intenso en muelas, por temor a acudir al dentista en el primer trimestre.

Ante una situación como esta, la mejor opción es visitar nuestra clínica dental informando de nuestro estado en primer lugar, pues los profesionales de la odontología conocen perfectamente los límites del embarazo ante cualquier tratamiento, y podrán ofrecerte vías de acción adaptadas ante tu incidencia dental.

Segundo trimestre del embarazo

Durante el segundo trimestre lo habitual es que el embarazo se haya estabilizado y no hay objeción para acudir al dentista. De hecho, si ha aparecido alguna patología bucodental durante el embarazo, este es el periodo ideal para tratarla.

Sin embargo, esto no hace que las clínicas dentales dejen de ser previsoras, acordando cualquier posible tratamiento farmacológico junto a un ginecólogo, así como un extra de protección en radiografías para asegurar una prueba totalmente segura para madre y feto.

Tercer trimestre del embarazo

Si bien durante el último trimestre no se encuentran riesgos o restricciones para evitar una visita al dentista, esta se suele desaconsejar por el simple motivo de la incomodidad que suele suponer físicamente para la madre.


¿Son seguras las radiografías dentales si estás embarazada?

Ya hemos visto, en las precauciones que se deben tomar al ir al dentista en el primer trimestre de embarazo, cómo, durante estos primeros meses, no se realizan radiografías a la madre gestante.

Sin embargo, superada esta fase las radiografías dentales no suponen ningún riesgo y, aun así, clínicas como Naturadent (www.naturadent.es) toman medidas preventivas de protección como la colocación de un delantal de plomo a la madre, que asegura que el feto se verá 100% libre de la radiación de este tipo de pruebas.

¿Es dañina la luz azul del dentista para embarazadas?

Definitivamente no. La luz azul utilizada en tratamientos odontológicos muy frecuentes como la ortodoncia no supone ningún riesgo ni para el bebé ni para la madre.