Reserva de Dominio de un Coche: Toda la información

Información

Reserva de Dominio de un Coche: Toda la información

Si alguna vez has financiado la compra de un vehículo, es muy posible que hayas oído hablar de la reserva de dominio de un coche. En prácticamente cualquier contrato de compraventa, se estipula que, hasta que el comprador haya abonado todos los plazos y sea el propietario del vehículo al 100%, la entidad financiera será la que mantenga ciertos derechos sobre el bien.

La reserva de dominio es, por tanto, una figura jurídica que forma parte de la Ley de venta a plazos y se aplica a bienes que pueden trasladarse fácilmente, como un coche. Así, la entidad inscribe este bien en un registro público, manteniendo su titularidad hasta que se abone completamente. Esta herramienta es de interés para las entidades financieras en tanto empresas, ya que les permite obtener algo a cambio de financiar a un comprador, quien a su vez está limitado para realizar ciertas operaciones. Entre ellas, vender el coche, darlo de baja en el registro o cambiar su titularidad sin el consentimiento de la entidad.

Sin embargo, aunque la reserva de dominio se establece automáticamente en cada compra de un coche, cancelarla es otra cuestión. Por eso, en este artículo vamos a tratar en profundidad todos los detalles de la reserva de dominio de un coche así como sus implicaciones y posibilidad de cancelación. Toma nota.

¿Qué es la reserva de dominio de un coche?

Aunque ya hemos adelantado qué es la reserva de dominio de un coche, vamos a exponerlo con más detalle para que no quede ninguna duda.

Como todo contrato, un contrato de compraventa consta de una serie de acuerdos que, en este caso, se establecen entre quien vende y compra un coche. Dentro e estos pactos, nos interesan los contratos que incluyen la financiación a plazos del vehículo, la cual se gestiona a través de una entidad bancaria, la empresa financiera de la marca del coche u otra compañía financiera externa.

La reserva de dominio de un coche es uno de estos acuerdos contractuales, y se incluye en la mayor parte de operaciones de compraventa de vehículos financiados. Concretamente, es una cláusula que hace las veces de garantía de que se va a pagar el coche, ya que lo que significa en última instancia es que los derechos sobre el bien, en este caso el coche, pertenecen a la entidad o la financiera hasta que se salde la deuda pendiente. Pero desglosemos con más detalle qué significa esto de que la entidad posea los derechos sobre un bien que acabamos de adquirir.

Lo que esto quiere decir es que la reserva de dominio del coche es el recurso legal que permite a la entidad financiera mantener la propiedad y el dominio del coche hasta que este esté pagado por completo, y lo que se cede al comprador es la posesión del mismo, es decir, la posibilidad de usarlo. Por tanto, sobre el papel, mientras haya deuda no habrá propiedad ni dominio, siendo estos conceptos jurídicos los que establecen plenos derechos tanto sobre la posibilidad de reivindicar un objeto como propio como de usarlo sin más limitaciones que las legales.

Esto significa que, mientras está vigente la reserva de dominio, existen algunas limitaciones con respecto a lo que podemos hacer con nuestro coche. Pero, antes de conocerlas, aclaremos una duda previa, ¿es legal recurrir a esta herramienta jurídica?


¿Es legal la reserva de dominio?

Como era de esperar, siendo un recurso habitual en la compraventa de vehículos, la reserva de dominio es legal y, como se ha dicho, es muy habitual. Para las entidades, contar con la reserva de dominio de un coche es saber que, como empresas que abonan la financiación, obtienen algo a cambio que insta al comprador a saldar su deuda.

De hecho, la reserva se puede aplicar a otros bienes muebles, como podría ser un electrodoméstico pagado a plazos, aunque su principal uso se establece en las transacciones de coches o motos. Ahora, ya podemos empezar a tratar qué limitaciones e implicaciones tiene para el comprador la reserva de dominio, como por ejemplo, las que surgen si se quiere vender el vehículo.

¿Puedo vender un coche con reserva de dominio?

Seguro que ya te has imaginado que, si la reserva de dominio implica no obtener la propiedad ni dominio de un bien, éste no se podrá vender así como así. Efectivamente, a la hora de vender un coche con reserva de dominio, nos encontraremos con que la financiera ha inscrito esta información sobre la propiedad y el dominio en la DGT, además de en el Registro de Bienes Muebles.

Esta situación impide que, si se quiere vender el coche con reserva de dominio, se pueda cambiar la titularidad del vehículo. Para venderlo, es necesario liquidar primero la reserva, lo cual tratamos a continuación.


¿Cuándo debemos cancelar la reserva de dominio?

Una de las cosas más importantes que se deben tener en cuenta en torno a la reserva de dominio es que esta no se anula ni liquida automáticamente cuando completamos el pago de un bien como el coche.

Esto implica que, en cuanto saldemos la deuda de financiación, se debe cancelar la reserva de dominio para eliminar los poderes sobre el bien financiado y adquirir plenos derechos sobre dicho objeto, en este caso el coche. Con plenos derechos nos referimos a los mencionados de propiedad y dominio, que se unen al derecho de posesión del que se dispone en cuanto se obtienen las llaves del coche tras la compra.

Cancelar la reserva de dominio del coche y adquirir estos derechos permiten realizar libremente acciones como:

  • Vender, alquilar o regalar el coche
  • Dar de baja el vehículo
  • Cualquier acción que exija titularidad y esté dentro de los márgenes de la legalidad

En cualquier caso y más allá de que se quiera realizar cualquiera de estas acciones, la opción más recomendable siempre es retirar todas aquellas cargas que pesan sobre el bien financiado una vez que se ha pagado. Además, este trámite suele ser asequible a nivel económico, sino lo realizan las propias entidades de manera gratuita. No pierdas más tiempo porque te vamos a decir cómo se liquida una reserva de dominio.

¿Cómo se cancela la reserva de dominio? Trámites y pasos a seguir

Para cancelar la reserva de dominio del coche hace falta un requisito principal e indiscutible: haber pagado el total de su coste y, por lo tanto, estar libre de esa deuda con el banco o la financiera en cuestión. Una vez saldado el pago pendiente, se deben realizar los siguientes pasos:

  1. Encuentra la entidad financiera: No es extraño que, tras un tiempo, no recordemos qué entidad estaba a cargo de la financiación del vehículo. Si te ocurre esto, hay varias cosas que puedes hacer. Primero, buscar el contrato de compraventa del coche. Si no lo encuentras, acude a Tráfico, donde tendrán los datos de qué entidad se ha reservado el dominio del coche.
  2. Acudir al Registro de Bienes Muebles: Lo que se debe solicitar al Registro es lo que se llama una “nota simple” del vehículo, un documento que recoge los datos de la situación jurídica de un bien mueble. Recuerda que debes acudir al registro de la provincia en que se matriculó el coche, y que puedes hacerlo por internet en caso de poseer firma digital.
  3. Envía la nota siempre a la financiera con tu nombre, apellido y DNI: Enviar la documentación es necesario para que la entidad localice tu expediente y pueda remitirle la carta por correo.
  4. Entidad bancaria te mandará una carta de cancelación: Concluido el paso anterior, es momento de esperar entre 1 y 4 semanas a que la entidad mande la carta de cancelación o la carta de pago original, en función de cada caso. En cuanto al precio de la cancelación de la reserva de dominio, hay mucha variabilidad, desde entidades en las que el envío de este documento es gratuito hasta casos en los que puede superar los 50 euros.
  5. Acudir al Registro de Bienes Muebles a entregar la carta: Con la carta recibida, se debe volver al Registro incluyendo además los siguientes documentos: DNI, impreso de cancelación de la reserva de dominio, papeles del coche y recibo del pago de las tasas. Si es más cómodo, este paso también se puede realizar por correo enviando una solicitud de presentación, con firma, fecha y fotocopia del DNI, o por mensajero autorizando a la empresa a presentar tus datos personales.
  6. Contrastar en Tráfico que todo esté correcto: Tras una espera de aproximadamente 15 días en las que liberen al coche de sus cargas, lo último que se debe hacer es comprobar en Tráfico que el procedimiento está correcto.

Concluido el último paso, se habrá conseguido cancelar la reserva de dominio del coche.


¿Cómo dar de baja un coche que tiene reserva de dominio?

Lamentablemente, dar de baja un coche con reserva de dominio no es posible. Como acabamos de explicar, esta es una de sus limitaciones. Por tanto, para hacerlo tendrás que liquidar la deuda y cancelar la reserva con los pasos que hemos expuesto.

¿Cómo saber si mi coche tiene reserva de dominio?

Cómo saber si un coche tiene reserva de dominio es sencillo, ya que todas ellas están inscritas en el Registro de Bienes Muebles, y habitualmente también en Tráfico. Para solicitar la reserva de dominio, en el primer caso hay que pedir una nota simple, en el segundo, un informe.

¿Cuándo caduca la reserva de dominio de un coche?

La reserva de dominio de un coche no caduca en función a una fecha o pasado un periodo de tiempo. Como se ha dicho anteriormente, su cancelación se habilita una vez se ha realizado el último pago pendiente a la entidad que proceda.