El divorcio express y sus plazos en España

Información de interés

El divorcio express y sus plazos en España
Índice:

¿Qué diferencias hay entre un divorcio habitual y un divorcio exprés? ¿Qué añade esta posibilidad a la hora de divorciarse en España? Hoy podrás aclarar estas y muchas otras dudas en torno a los plazos de divorcio y su modalidad exprés en la ley española.


Motivos para la disolución del matrimonio y vías de divorcio en España


El divorcio, como ya sabemos, significa la resolución que habilita la disolución de una unión matrimonial previa. En el Código Civil español está regulado en el artículo 85 del capítulo VIII del cuarto título del documento, referido a los aspectos legales del matrimonio.

En este artículo se establece que el matrimonio en España puede finalizar por 2 causas:

  1. Por el fallecimiento o declaración legal como fallecido de 1 de los cónyuges.
  2. Tras un proceso de divorcio.

Dicho esto, este divorcio puede resolverse por una de las 2 vías que contempla la legalidad española:

  1. La vía del mutuo acuerdo: Esta modalidad de divorcio se refiere a aquella en que ambas partes están conformes con llevar a cabo la disolución del matrimonio. Es la más beneficiosa y sencilla para ambos cónyuges, tanto a nivel personal como económico, además de suponer un gran ahorro de tiempo.
  2. La vía contencioso-administrativa: La principal diferencia que se establece y que permite distinguir el divorcio de mutuo acuerdo del contencioso, es que en este último uno de los cónyuges debe presentar una demanda al juzgado, y se vuelve necesario que un juez decida las condiciones del mismo. Esto se produce, como podemos imaginar, porque precisamente no se da ese acuerdo en torno a poner fin al matrimonio que permite llevar adelante un divorcio de mutuo acuerdo.

Entonces, ¿es un divorcio exprés lo mismo que uno de mutuo acuerdo? Sí y no. En 2005, una novedad introducida a nivel legal permitió inaugurar los procesos de divorcio hoy llamados “exprés” que, por tanto, son posteriores a la existencia de la vía del mutuo acuerdo: a continuación te explicamos, entonces, cuál es su diferencia.


Qué novedad introduce el divorcio express en España


El 8 de julio de 2005, se proclama la llamada Ley de Divorcio Exprés. Esta es la Ley 15/2005, y la novedad que introduce y que permite agilizar el proceso de divorcio es que habilita la posibilidad de iniciar este procedimiento sin una previa separación del matrimonio así como sin tener que exponer una causa que justifique llevar a cabo la disolución del matrimonio, 2 pasos que antes resultaban imprescindibles.

De esta manera, sí, el divorcio exprés es un divorcio de mutuo acuerdo, ya que la ley de 2005 no añade una tercera vía de divorcio, sino que habilita facilidades previas que agilizan y disminuyen el tiempo necesario para divorciarse por la vía del mutuo acuerdo.

Estas novedades que hacen que adquiera el título de exprés son, como hemos mencionado, el hecho de que de antes de que se diera esta regulación, la vía del mutuo acuerdo, aunque ya existía, exigía que el matrimonio llevara a cabo previamente una separación y aportara una causa justificada de por qué debía iniciarse un proceso de divorcio.

Entonces, la Ley de Divorcio Exprés no incluye ni modifica las 2 vías de divorcio contempladas en el Código Civil, sino que facilita y agiliza los trámites para llevar a cabo el divorcio de mutuo acuerdo, disminuyendo considerablemente su duración y adquiriendo así el nombre que lo identifica. Sin embargo, para iniciar este proceso, es necesario contemplar una serie de requisitos:


¿Cuáles son los requisitos para iniciar un divorcio express?


El primer requisito para poder optar a la vía exprés es, como ya hemos mencionado, encontrarnos en la tesitura de un divorcio de mutuo acuerdo. Sin ese previo pacto, nos veremos obligados a optar por la vía contenciosa, dentro de la cual no se dan las circunstancias necesarias para poder realizar un proceso exprés.

Una vez situados en la vía del mutuo acuerdo, el resto de requisitos necesarios son:

  • Llevar 3 meses casados.
  • Ser ambos cónyuges residentes en España.
  • Redactar un convenio regulador: El convenio regulador es el documento, redactado por un abogado, que aportan ambos cónyuges y en el que exponen todas las decisiones exigidas para poder hacer efectivo un divorcio: el reparto del patrimonio común y la liquidación del régimen económico de la pareja. En este documento también se regula todo lo concerniente a los hijos en común, sin embargo, en la vía exprés esto supone otro requisito a tener en cuenta.
  • No tener hijos menores de edad no emancipados o emancipados pero no independientes.


Divorcio exprés con hijos: lo que hay que saber


En un matrimonio con hijos menores no emancipados o dependientes, la vía del divorcio exprés no es una opción. Esto se debe a que, en estos casos y teniendo en cuenta que, en un proceso de divorcio, la Ley prima siempre velar por el bienestar de los menores en común del matrimonio, se vuelva necesaria la intervención de la fiscalía.

Con ello, a lo largo del proceso de divorcio se garantizan los derechos e intereses de los menores, lo que se lleva a cabo en el marco de una tramitación en sede judicial con intervención del Ministerio Fiscal. En este caso, en el convenio regulador será imprescindible que la pareja estipule y llegue a un acuerdo a la hora de organizar la custodia y régimen de comunicaciones y visitas.


Cuánto tiempo dura un proceso de divorcio express


El establecimiento de una Ley de Divorcio Exprés en España ha agilizado los tiempos de un divorcio de mutuo acuerdo, gracias a las variaciones que introduce en los trámites previos necesarios para el inicio del divorcio propiamente dicho.

Es decir: nos permite eliminar los días que antes eran necesarios para solicitar y obtener la separación y justificar el divorcio, de manera que, una vez pasados 3 meses del matrimonio, cualquier pareja puede solicitar la disolución de su unión matrimonial sin alegar causa alguna.

Una vez se marca por ley esta posibilidad, los plazos del divorcio exprés serán los del divorcio de mutuo acuerdo, los cuales se ven marcados y condicionados principalmente por 1 factor: el tiempo que cada matrimonio requiera para establecer las cláusulas de su convenio regulador.


La realidad sobre el divorcio express en España


Según los datos anuales sobre divorcios arrojados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), en el último año registrado el 76% de los divorcios en España se resolvieron en menos de 3 meses. Concretamente, la media de la duración total de los divorcios de mutuo acuerdo fue de 3,2 meses, y sólo algo más del 10% de los tramitados por esta vía excedieron los 5 meses de duración.

Por tanto, podemos comprobar cómo la vía del mutuo acuerdo y los divorcios exprés son una opción que permite a aquellas parejas que deseen poner fin a su matrimonio, por cualquier motivo que consideren conveniente, hacerlo a la mayor brevedad posible. Siendo el factor más relevante para ello redactar un convenio regulador junto a profesionales de la abogacía expertos en divorcios, el elemento clave para que el proceso se desarrolle con la mayor agilidad posible.